Un “Diablo” suelto en Jerez

Automovilismo Moto GP

Segunda victoria consecutiva en la pista española para Fabio Quartararo. Histórico 1-2-3 de Yamaha, luego de una apasionante duelo entre los compañeros de equipo Viñales y Valentino, quien, pese a no poder retener la posición volvió al podio después de un año y medio. Las numerosas caídas con los subsiguientes abandonos y la imposibilidad de competir finalmente de Marc Márquez por no encontrarse en condiciones óptimas tras su operación, se presentan como la parte negativa de otro gran fin de semana para las dos ruedas en España.

Mucho de lo que sucedió la semana pasada en la primera carrera de la temporada de Moto GP se repitió en esta: misma pista (aunque esta vez con la denominación de Gran Premio de Andalucía), mismo triunfador y escolta, múltiples caídas y atrapante carrera con suspenso hasta el final (al menos en lo que respecta del segundo lugar para atrás, por que otra vez y si la anterior había sido dando una gran muestra de pilotaje, está vez el triunfo del francés Fabio Quartararo fue aún mucho más categórico), sin dejar dudas, ganando de principio a fin sin ceder en ningún momento la posición, y sacándole 4.5’’ de diferencia al segundo, Maverick Viñales que, pese a su buen ritmo, nada puedo hacer para presentarle batalla al de Niza, que se perfila como el gran candidato para hacerse con su primer mundial de motociclismo.


Fabio Quartararo no cedió nunca la punta de la carrera y comenzó a sacar ventajas prontamente. Atrás hubo emoción a raudales


Desde el vamos ya era una carrera especial, ya que después de la recuperación milagrosa de Marc Márquez tras su operación, y la consecuente confirmación del jueves tras el OK médico de que viajaba hasta Jerez para disputar la carrera, seguida de la posterior dimisión del múltiple campeón de tomar parte en la prueba al no sentirse lo necesariamente bien para disputar la tanda de clasificación lo que lo obligaría a largar último, siendo un riesgo considerable el competir notablemente mermado físicamente, lo que, marcaba la primera ausencia del catalán en la clase reina desde que disputara su primera carrera en Qatar 2013.

Sin embargo, y pese a la no presencia de Marc, se podría decir que la carrera no necesito de el para ser entretenida y más aún, sumamente competitiva. Ni bien se apagó el semáforo, el poleman, Quartararo picó en punta, y de entrada nomas empezó a hacerle diferencias considerables a sus perseguidores. Viñales conservó la segunda posición, mostrando una clara mejora en lo que históricamente es su déficit, las largadas; mientras que Valentino Rossi, que largaba cuarto, superaba rápidamente a su compatriota y pupilo, ‘Peco’ Bagnaia, para situarse tercero. Viñales traía buen ritmo y lo llevaba cortito a Quartararo pero se fue largo en la curva 13 al intentar pasarlo, y dejó un hueco enorme para que Rossi se colara y su ubicara segundo. Por detrás el australiano Jack Miller, que tenía buen ritmo, superaba a su compañero del Ducati Pramac, Bagnaia y se ubicaban 4° y 5° respectivamente, con Morbidelli y Nakagami, quien sacaba la cara por Honda, siguiendo el tren. Maverick era rápido pero no podía con Valentino, quien se defendía magistralmente, y al no tener la velocidad de Fabio, le posibilitaba al galo comenzar su escapada.


Un hombre féliz!!! A los 41 años, ‘Il Dottore’ volvió a subirse al podio después de mucho tiempo | JAVIER SORIANO / AFP


Muy lejos de siquiera osar superar al Dottore’, Mavs’ caía en su velocidad de giro, entretanto Miller y Bagnaia lo acechaban. ‘Jackass’ intento sobrepasar al de Roses pero se paso de frenada y ‘Peco’ aprovecho para colarse y en una maniobra de dos por uno también se hizo con la posición del catalán, que lejos de detener su caída en desgracia allí, fue superado muy rápidamente también por Miller y Morbidelli, para quedar muy lejos de la punta con un 6° lugar que sabía a poco, luego de haber demostrado tener velocidad para optar por la victoria. No obstante, delante de él empezarían a suceder incidencias que lo devolverían a la discusión: primero Miller decía adiós en la curva 9 tras una fuerte caída y ‘Morbido’ rompía motor en el mismo lugar que Valentino la carrera anterior, acrecentando el grave problema que viene evidenciando Yamaha y que preocupa las los japoneses, quienes han visto ya como 3 motores fallan de manera súbita sin poder encontrar explicación al problema, lo que aporta una cuota negra en un fin de semana de ensueño para la casa de Iwata.

Por su parte Bagnaia volaba con la Ducati satélite, las que estuvieron mucho mejor que las oficiales (Dovizioso terminaría sexto favorecido por las caídas y fallas de quienes iban adelante y Petrucci ni siquiera pudo terminar), y aprovechando la velocidad de punta de la moto italiana superaba a su anterior jefe en la VR46 Academy, para ubicarse 2°, aunque bastante lejos de Quartararo que a esa altura ya regulaba. No obstante, Viñales reaccionaba, y como es moneda corriente en él, cuyo desempeño crece a partir de la segunda mitad de carrera, se situaba a tiro de su compañero de equipo, mientras por delante de ellos otro golpe de efecto: a falta de 6 vueltas para el final, la Ducati de Francesco Bagnaia comenzaba a tirar humo negro de su escape, lo que, segundos más tarde lo haría abandonar la carrera cuando tenía el podio casi asegurado, llenando de decepción al turinés, quien no podría completar su fin de semana perfecto.

El momento en el que Viñales puede con Valentino y captura la 2° posición:

La grilla a esta altura marcaba lo que ya se había visto en las primeras vueltas: 1, 2, 3 de la marca de los tres diapasones, solamente que esta vez, Viñales aprovecharía ser más rápido que Valentino Rossi, quien por más de 3 vueltas dio una extraordinaria clase de como conservar la posición cuando se cuenta con menor velocidad, cerrando una y otra vez la puerta al catalán al intentar meter su moto para rebasarlo, pero quien, a falta de dos giros aplicaría una maniobra definitiva al de Tavullia, que no tuvo opciones para recuperar el segundo lugar. Aún así, Valentino se quedaría feliz con la tercera ubicación que le permitió subir al podio por  199° vez en la categoría reina, para un total de 235 en toda su carrera mundialista, además de lograrlo luego de más de un año de la última vez que lo había conseguido, en el GP de las Americas disputado en Austin en Abril de 2019 y en el cual había sido 2° detrás del español Alex Rins quien ganó con la Suzuki.

Resultados finales de la carrera. Solo 13 pilotos pudieron completar la prueba y todos sumaron:

Adelante ‘el Diablo’ ganaba cómodo otra vez sólo, por segundo domingo consecutivo y empieza a acostumbrarse a que le bajen la bandera a cuadros. Es líder del mundial, e irá a Brno en dos semanas con una renta de 10 puntos sobre el segundo, Viñales, y de 50 con Márquez, quien se presume llegara bien a la cita de República Checa, y muchos ya aventuran una pelea del francés con el de Cervera por el título de 2020, aunque no debería descartarse bajo ningún punto de visto a Maverick Viñales. Entre ellos 3 seguramente estará el campeón.

Tagged
Ezequiel Iriarte Syrotiuk
Mendocino. Respirando deporte desde que tengo uso de razón. Me gusta contar historias y el deporte es una fuente inagotable de ellas…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *